Los activos intangibles son bienes inmateriales y derechos propiedad de la empresa, que son erogados en algún periodo y, a futuro le traerán beneficios económicos. Es por esto que se presentan en el balance general formando parte del activo no circulante. Por su naturaleza y características, podemos distinguir dos tipos de activos intangibles que, para su mejor comprensión, revisaremos en la siguiente figura:

°Gastos de instalación, gastos de colocación de valores, gastos de organización, descuento en la emisión de obligaciones-------->Representan la utilización de servicios o el consumo de bienes de los que se espera obtener ingresos específicos en el futuro.

external image patentes.jpg°Patentes, licencias, derechos de autor, marcas registradas y crédito mercantil. ------> Son bienes incorpóreos que implican un derecho o un privilegio, en ocasiones ayudan a reducir costos, mejorar la calidad de un producto o a promover su aceptación.

La función de los intangibles es similar al de los bienes de activo fijo, puesto que son usados en el desarrollo de las operaciones de la empresa. La diferencia entre ambos radica en que a los activos fijos se les da uso material mientras que los intangibles son utilizados como estructura organizacional, no material o como derechos de los que la empresa se vale para realizar sus operaciones.

Los activos intangibles deben valuarse con base en su costo de adquisición o desarrollo, más todos los gastos efectuados para su obtención.

external image concepto-de-credito-mercantil-300x200.jpgLas cuentas de activos intangibles en general su saldo es deudor y se cargan cada vez que suceda un evento que las afecte y se abona del importe del costo que se ha amortizado una vez que se haya concluido el tiempo pactado originalmente.

La amortización consiste en aplicar el costo o inversión de un activo intangible durante un número determinado de años (vida útil).

Los gastos de organización y gastos de instalación tienen, a diferencia de los activos fijos, una vida útil que no se puede precisar por carecer de una existencia material, así que difícilmente se pude establecer con certeza su vida, por lo que en la práctica, es costumbre asignarles 20 años de vida útil, lo cual representa 5% de amortización anual, para llegar a amortizar en 100% su valor original.

En lo que respecta al registro contable de la amortización, deberá cargarse en el rubro de resultados, dentro de gastos de operación, es decir en gastos de administración o de ventas, según sea el caso, y se abonará a: amortización acumulada de gastos de organización o instalación.

external image activos_intangibles.jpgCon respecto a los demás intangibles, el asiento de ajuste se cargará en la cuenta resultados que proceda, gastos de administración o de venta, y se abonará, a diferencia de las cuentas anteriores, en la cuentan del intangible, gastos de mercadotecnia, derechos de autor, patentes, marcas y nombres comerciales. Esto sucede porque estas cuentas tienen una vida legal determinada y su amortización no se basa en un estimado, como es el caso de los gastos de organización e instalación.